Invalides para el trabajo

 

Comentaremos en esta oportunidad los diferentes casos de invalidez para el trabajo que se instituyen en la ley, las diferencias entre invalides parcial y total, así como cuando es permanente o  temporal. También hablaremos del tratamiento desde el punto de vista laboral y salarial que tienen las administraciones para con el trabajador y el papel que juega la Comisión de Peritaje Médico Laboral.

 

La Ley establece dos tipos generales de incapacidades para el trabajo: Total y Parcial. Es importante conocer que ambas solo pueden ser determinadas por la Comisión de Peritaje Médico laboral que se constituye a nivel municipal y provincial.

La invalides total se determina a partir de que la Comisión de Peritaje Médico Laboral  dictamine que el trabajador presenta una disminución de su capacidad física o mental, o ambas, que le impida asistir y sostener su desempeño en lo laboral. Es vital saber que para tener derecho a la pensión por invalidez total no basta con el dictamen de la Comisión de Peritaje, sino que se requiere además que el trabajador pueda demostrar que su condición se haya producido mientras estuviese vinculado laboralmente.

Los trabajadores desvinculados no se encuentran en estado de indefección pues para el invalido total si se determina que su incapacidad tuvo lugar con anterioridad a los sesenta días posteriores a que se produjo su baja de la entidad o encontrándose aún vinculado. Es de observar que los legisladores tuvieron aquí una previsión muy importante puesto que la extinción de los sesenta días constituye sin lugar a dudas un amparo de alta consideración.

Para el cálculo de la pensión por invalidez total tiene un fundamento muy similar a la pensión por edad, se toman los mejores salarios percibidos por el trabajador correspondiente a los cinco años naturales escogidos de entre los quince años anteriores a la solicitud de pensión y se obtiene el salario promedio.

En el caso de invalidez total de origen común, si el trabajador acredita hasta veinte años de servicios, le corresponde el 50 % del salario promedio que ya se había obtenido y cada año de servicio prestado que exceda de veinte, se incrementa en el 1 %. Si el trabajador tuviera más de treinta años de servicio acreditados, entonces se le incrementa por cada año el 2 % y la pensión que resulte luego de este cálculo se incrementa en 10 %.

Sobre Diego 419 Artículos
Radioaficionado, radioescucha de estaciones de radiodifusión en onda corta, en el XV Mandato Delegado a la Asamblea Municipal del Poder Popular en el Municipio Camagüey, Vice – Presidente del Consejo Popular Vigía – Florat y Presidente de la Comisión Permanente de Transporte y Comunicaciones de esta propia Asamblea Municipal, en el Mandato XVI solo fue delegado, es bloguero de Futuro,mi Cuba, Capital Humano y Cooperativismo en esta plataforma Reflejo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*